Las seis tendencias empresariales más relevantes para el 2015

Si cree que 2014 se caracterizó por cambios constantes, espere a ver lo que nos espera a la vuelta de la esquina. Nuestra selección de las seis tendencias clave para 2015 revela lo que puede esperar durante este año

tendencia03_1

1) El entorno de trabajo con cinco generaciones

En 2015 se incorporará al mercado laboral la primera lanchada de la “generación Z” (nacidos después de 1999), por lo que las empresas tendrán que lidiar con un grupo más en unas oficinas que ya están atestadas de miembros de los anteriores baby boom, las generaciones X e Y.

Parece que la cifra de personas mayores de 65 años económicamente activas no va a disminuir (ha aumentado un 10 % solo durante el año pasado, fuente: Comisión para el empleo y las capacidades laborales del RU, UKCES por sus siglas en inglés), de modo que los jóvenes tendrán que acostumbrarse a permanecer en puestos inferiores durante más tiempo, puesto que quienes desempeñan los puestos superiores tardan más en jubilarse. Los responsables tendrán que compaginar las distintas expectativas de sus empleados (la generación X quiere progresar, la generación Y quiere un equilibrio entre la vida laboral y la personal, mientras que la generación Z necesita que se la guíe y elogie), y los canales de comunicación deberán diversificarse: desde el correo electrónico a la mensajería instantánea y la colaboración.

2) Con la cabeza en la nube

Este año ya ha sido apodado como el “año de la nube”. También es un punto de inflexión en el que Microsoft declara que espera obtener más beneficios de la nube que del software para oficinas. Esto significa que las oficinas se van a convertir poco a poco en lugares donde las personas se reúnen de vez en cuando, en lugar de hacerlo a diario, gracias a la desaparición de las barreras tecnológicas para el trabajo desde casa.

A principios de este año, la Oficina Nacional de Estadística (ONS, por sus siglas en inglés) presentó unas cifras récord de personas trabajando desde sus hogares.

3) Más directores de la generación del milenio

En 2015, los “millennials”, o miembros de la generación del milenio, constituirán por primera vez el mayor porcentaje de la mano de obra mundial, lo cual significa que habrá más “millennials” en puestos de dirección (en Ernst & Young, el 59 % de los directores ya lo son). Esto debería ser una buena noticia para muchos trabajadores, porque esta generación rechaza los tópicos de los puestos de dirección y prefiere valores de toda la vida como la sinceridad y la transparencia. Prepárese para que le pregunten “¿Qué tal se encuentra?” y “¿Qué ha conseguido?”, en lugar de “¿Cuántas horas ha trabajado esta semana?”.

4) La brecha de conocimiento se convertirá en un abismo de conocimiento

Según Capgemini Consulting, la guerra por el talento se va a enfrentar cada vez más a una “‘brecha de talento digital” que no parece que vaya a disminuir. Predice que se van a crear 4,4 millones de puestos solo en torno al big data en 2015 pero, de forma un tanto preocupante, un tercio de ellos permanecerá vacante, porque el talento que se incorpora a la mano de obra carece de los conocimientos que desean los empleadores.  Ni siquiera la llegada de la generación Z puede mejorar la situación, dado que este grupo de trabajadores posee el nivel más bajo de capacidad analítica (según la Asociación Estadounidense de Administración (American Management Association)). Las empresas tampoco se están haciendo ningún favor, el Centro de Negocios Digitales del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sugiere que solo el 46 % de las organizaciones está invirtiendo en el desarrollo de conocimiento digital.

5) El empleo será ad hoc, basado en los proyectos y alentará la innovación

Durante la recesión económica, los contratistas mantuvieron a flote las empresas reduciendo los costos de personal a tiempo completo, pero no cuente con el regreso de las reglas de contratación permanente previas a la crisis. Ahora los empleadores comprenden las ventajas de contar con equipos dispersos a nivel geográfico, que vienen y van junto con los proyectos. Estos empleadores van a decantarse cada vez más por grupos fuera de sus redes habituales para encontrar nuevas ideas pertenecientes a personas asentadas en los lugares más insospechados. BT posee ya más de 60 estudios en todo el mundo para reunir a grupos virtuales, mientras que plataformas como Innocentive permiten a las empresas encontrar personas con los conocimientos necesarios para resolver un problema puntual o recurrente.    La estrategia Connect and Develop (Conectar y Desarrollar) de Procter & Gamble emplea propiedad intelectual desarrollada de forma externa y se espera que obtenga unos 3000 millones de $ de crecimiento de ventas en 2015.

6) Cuestión de dispositivos móviles

En 2015, se espera que la población mundial de trabajadores móviles llegue a los 1.300 millones (el 37,2 % de la mano de obra. Fuente: IDC), y se predice un mayor crecimiento posterior debido a la capacidad de permitir al personal que gestione sus horarios, persiga sus intereses y se ahorre los desplazamientos al trabajo. El trabajo a distancia va a seguir siendo un fenómeno problemático, que obligará a los departamentos de informática a desarrollar las llamadas estrategias de “gestión de la movilidad empresarial”. Estas incluyen casi de todo, desde un aumento exponencial de los servicios de asistencia BYOD a las tecnologías de colaboración, como Yammer, y las tecnologías de virtualización.

De modo que, además de tener que “prestar atención a la brecha”, los miembros de las generaciones baby boom y X, Y y Z se centrarán principalmente en la nube, además de la movilidad, el crowdsourcing y la cuestión de si pueden realmente hacer más trabajo en casa que en la oficina.