Liderazgo es Emoción

By Meghan M. Biro a globally recognized Talent Management and HR Tech strategist, digital catalyst, author and speaker.

refle03_1Haga una lista de los 5 líderes que más admira. Pueden ser de los negocios,  medios de comunicación social,  política, tecnología,  ciencias, cualquier campo.  Ahora pregúntese por qué usted los admira.  Las posibilidades son altas de que su admiración se base más en lo impresionante de sus logros que por ellos mismos. Desde esa perspectiva, le apuesto a que todos en su lista le llegan a un nivel emocional.

Esta capacidad de llegar a la gente de una manera que trasciende lo intelectual y racional es la marca de un gran líder.  Todos ellos la tienen. Todos ellos nos inspiran.  Es tan simple como eso. Y cuando estamos inspirados aprovechamos lo mejor de nosotros mismos y entregamos un trabajo increíble.

Pero, esta habilidad para llegar a la gente e inspirarla ¿se puede aprender? No y sí. La verdad es que no todo el mundo puede liderar, y no hay sustituto para el talento natural.  Pero para aquellos que estamos lejos de estas habilidades naturales,  si las podemos adquirir, pulir y  perfeccionar.  Y  cuando esto ocurre las posibilidades de hacer crecer estos talentos aumenta desde el momento en que las hacemos parte de nuestra cultura.

Vamos a dar un vistazo a las herramientas que permiten Que el Talento Brille

La inteligencia emocional. Los grandes líderes entienden lo que es  la empatía, y tienen la capacidad de leer las necesidades y deseos de las personas. Esto les permite hablar sobre esas necesidades y, cuando es posible, satisfacerlas.  Cuando las personas sienten que están comprendidos y empatizan con ellos, entonces, responden y PUNTO y se forma un vínculo

El aprendizaje continuo. Muéstrame un sabe-lo-todo y yo te mostraré a alguien que no tiene ni idea sobre el ser humano.  La curiosidad y un deseo insaciable de siempre hacerlo mejor es la marca de un gran líder.  Rara vez están satisfechos con el status quo, y les encantan los conocimientos nuevos y frescos, aunque sea difícil.

Contextualizar. Los grandes líderes responden a cada reto con una mirada nueva.  Saben que lo que funcionó en una situación puede ser inútil en otra. Antes de actuar, asegúrese de entender los detalles de la situación y adaptar sus acciones en consecuencia.

Soltar. Demasiada gente piensa que el liderazgo es control. Sin embargo, los grandes líderes inspiran y luego se salen del camino. Ellos saben que la gente con talento no necesita ni quieren gerentes que los agobien.  El liderazgo se trata de influencia, orientación y apoyo, no de control.   Busque la forma de hacer su trabajo y luego sálgase del camino para que la gente pueda hacer el suyo.

Honestidad. No pasa una semana que no tengamos noticias sobre algún líder que haya perdido su credibilidad porque él o ella fueron deshonestos.   A menudo esto es debido a la presión por  tratar de “estar  a la altura” y no de ser real –  a menudo esto se relaciona con el temor de no ser aceptado tal cual es. Vivimos en una época de extraordinaria transparencia, que es razón suficiente para ser siempre fiel a su esencia – su propósito será conocido,  sus motivaciones se verán en su comportamiento.  Pero la honestidad va mucho más allá de esto.  Es un tema que da ejemplo y eleva una organización.  Si usted tiene una reputación de honestidad, será mucho más fácil dar malas noticias y enfrentar retos difíciles. ¿Usted inspira a la gente desde su esencia?

Amabilidad y respeto.  Los líderes agradables no terminan último. Terminan primero una y otra vez.  La ignorancia y la arrogancia son asesinos de liderazgo.  También son una señal de inseguridad.  Tratar a todos con respeto básico es un rasgo absolutamente necesario del liderazgo.  Y la bondad es ese regalo que nos sigue dando la espalda.  Por supuesto, habrá personas que no se merecen respeto y esto debe ser abordado. Pero ese trabajo será hecho más fácil, y tendrá mucho menos impacto en su organización, si usted tiene la reputación de la bondad, la honestidad y el respeto.

Colaboración.  Los trabajos y carreras de las personas son parte integral de sus vidas. Cuanto más su organización puede hacerlos sus socios más se van a producir resultados sorprendentes.  Esto significa, en cuanto más sea posible, la comunicación de las estrategias, metas y retos de su organización.  Esto una vez más es una señal de respeto.

Asociarse con su gente. Como he dicho anteriormente, las carreras de la gente son una parte importante de sus vidas. Eso parece una obviedad, pero los líderes deben tenerlo presente en todo momento.  Averigüe cuáles son las metas de carrera de sus empleados  y luego haga todo lo posible para ayudarles a llegar a ellos. Usted ganará empleados felices y productivos que van a trabajar con pasión y compromiso, y darán lo mejor por su compañía..

El liderazgo es un arte y una ciencia. Estas herramientas son guías, no reglas rígidas.  Cada uno tiene que desarrollar su propio estilo de liderazgo. Haga de  estas herramientas una parte de su arsenal y úselas en su esfuerzo por llegar a la gente a un nivel emocional.  Sea humano,  sea un verdadero líder,   eso es lo que vale.